Liderazgo Efectivo, 5 técnicas recomendadas por un NavySeal

Comparte este post

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Ser un líder de equipo está lleno de desafíos. Hay que lidiar con múltiples responsabilidades, tomar decisiones y superar propias inseguridades. Pero estos sencillos pasos te facilitarán la tarea para lograrlo.

Jocko Willink, en sus experiencias al liderar un pelotón de Navy SEAL, utilizó una amplia gama de habilidades de liderazgo. Wilink se dio cuenta de que estas habilidades también podrían aplicarse a otras profesiones menos peligrosas, como dirigir un negocio.

Estas son las recomendaciones de Jocko Willink:

  • Principios básicos para el liderazgo
  • Lidera empoderando
  • Lidera con toma de decisiones iterativa y abstente de resolver cada problema
  • Controla tu ego y aprende cuándo repartir castigos
  • Buena comunicación

Un estudio que realizaron en el Center for Creative Leadership arrojó que aproximadamente 38% de los nuevos líderes fracasan en los primeros 18 meses. 

En general, buscamos líderes para que nos guíen en nuestras acciones. Son nuestros modelos a seguir, nos motivan, apoyan y, en equipos de trabajo, facilitan la comunicación entre los integrantes.

Es importante tener un buen liderazgo por que las organizaciones de cualquier tamaño adquieren las personalidades de sus líderes. Un buen liderazgo ayuda a formar una actitud positiva, promueve la armonía y facilita la máxima productividad.

Principios básicos para el liderazgo

  • No debes ser demasiado en ambos extremos. ¿A qué nos referimos con esto?

Los extremos buenos y malos, como ser demasiado agresivo o discreto, hablador o callado, disciplinario o relajado.

En esencia, el liderazgo exitoso se basa en crear relaciones sólidas basadas en la confianza y respeto mutuo.

Según Willink, ésta es la única manera para liderar un equipo motivado y dedicado a la victoria. Un líder exitoso es un líder respetado y, para ganar ese respeto, debes respetar y proteger a las personas de tu equipo.

  • Propiedad Extrema

Esto significa reconocer todos los problemas y los planes fallidos. Asumir la responsabilidad de las cosas malas sin ninguna excepción (por eso se llama extremo).

Si un miembro de tu equipo falla y comete un error, refleja el hecho de que no lo has entrenado adecuadamente o no le has comunicado de manera correcta la importancia de su rol y cuán esencial es para el éxito general del equipo.

  • Ser humilde y tener voluntad

 A menudo, los líderes pueden sentir que son demasiado buenos para participar en una tarea tan servil. Pero pocas cosas son tan efectivas para generar respeto como un líder que esté dispuesto a participar en un trabajo sin sentido que, sin embargo, debe hacerse.

Un líder puede aprender mucho sobre las personalidades y la dinámica dentro del equipo al contribuir en las tareas desagradables.

Lidera empoderando

Es sustancial que un líder se asegure de explicar a cada integrante del equipo cuán esencial es su trabajo para el éxito de la operación.

Los Navy SEAL practican lo que se llama comando descentralizado. Esto significa que cada equipo tiene su propio líder y, dentro de los equipos de ocho a diez personas, se espera que todos den un paso adelante y lideren en ocasiones. 

Dado que todos los miembros del equipo alcanzarán su objetivo, deben ser capaces de tomar decisiones que se acerquen al equipo para alcanzar ese objetivo. En la práctica, el comando descentralizado debería ser una fuente constante de empoderamiento y motivación.

Lidera con toma de decisiones iterativa y abstente de resolver cada problema

Dentro de las habilidades de un buen líder se encuentra ser un solucionador de problemas, pero debes permitir que tu equipo itere soluciones.

No intervengas inmediatamente para que les permitas tener estas valiosas oportunidades de crecimiento en equipo.

Puede que tú ya sepas la solución al problema, ten paciencia y no lo expliques. Haz una pregunta que pueda guiar a tu equipo a encontrar la solución. Esto permitirá que tu equipo comience a solucionar y no te busquen cada que surja un problema.

Controla tu ego y aprende cuándo repartir castigos

Al liderar a tus compañeros, te verás atraído por saltar y comenzar a mostrar que tú eres el líder elaborando planes para solucionar problemas.

No lo hagas, guarda tu ego y deja que tus compañeros elaboren el plan. Siempre que tengas duda de cómo reaccionar, pregúntate ¿qué me gustaría ver de mi jefe en esta situación? 

Al ser un microgestor, envías el mensaje de que realmente no confías en tu equipo para ejecutar el trabajo.

Lo recomendable es tener mucha presencia cuando alguien ha fallado reiteradamente en mejorar su rendimiento. En este caso, es hora de establecer objetivos estrictos y, para que esto funcione, éstos deben ser verificados con frecuencia con la persona para asegurarse de que los cumpla.

Entonces ¿cuándo se debe castigar?

Cuando algo sale mal, debes verlo como reflejo de tu liderazgo en primer lugar.

Pero hay momentos en que alguien ignora intencionalmente la dirección, incluso después de haber explicado claramente el motivo de esas instrucciones.

Idealmente debes tener una política que establezca claramente el tipo de castigo que se aplica cuando alguien se dedica a la desobediencia voluntaria. Lo importante es que, incluso con esta política clara, como líder debes ser discreto con el tema.

Pregúntate, ¿hay circunstancias atenuantes? o ¿se debe usar la indulgencia? De lo contrario, sigue la política establecida al pie de la letra.

Buena comunicación

Ésta es la habilidad más importante que debes adquirir y saber manejar.

Como líder, ¿cómo debes elogiar? 

  • Sé específico: No des elogios amplios y no exageres.

Un ejemplo: Al elogiar, no elogies al equipo. Haz los comentarios positivos directo a la persona que destacó comentándole qué fue lo que estuvo bien hecho. Es muy importante que no olvides agregar recomendaciones para mejorar en el futuro.

Demasiados elogios en realidad pueden hacer que las personas disminuyan sus esfuerzos.

Es de suma importancia establecer líneas claras de comunicación con absolutamente todos. El fin es mantener actualizados a cada integrante del equipo y ser sincero, incluso cuando algo ha salido mal. 

Tal vez para lograr ser un buen líder, te interesará leer Compasión Laboral, 2 Hechos Que Demuestran Por Que Es Indispensable.

“En el siguiente siglo, los líderes serán aquellos que impulsen a otros”.

Bill Gates, fundador de Microsoft.

Conclusión

El liderazgo sólido comienza con la propiedad extrema.

El liderazgo consiste en forjar relaciones sólidas basadas en la confianza y el respeto mutuos. Esto significa que debes mostrar confianza y respeto a todos en tu equipo. 

Puedes lograrlo permitiéndoles tomar la iniciativa en sus planes para alcanzar las metas que les fijaste y practicando una comunicación clara y honesta en los buenos y malos momentos.

A veces necesitas alejarte de la situación para ver las cosas con claridad.

Si te gusto el contenido, te invito a que nos conozcas.

Consulta otros artículos

Solicita una asesoría de marketing y ventas gratuita

En una llamada de 30 minutos con un especialista en inbound te daremos recomendaciones y un plan de acción para alcanzar tus objetivos.